Cuando vayamos de visita por la ciudad de Quito, seguramente podremos conocer “El Panecillo” que es una elevación natural que lleva este nombre por su parecido con un pan pequeño. Este nombre se lo dieron los españoles, aunque se cree que el nombre original de este lugar fue “shungoloma” que en idioma quichua significa “loma del corazón”.

panecillodequito.jpg

A esta loma la vamos a encontrar ubicada en el medio de la ciudad con un excelente mirador natural desde donde podremos observar toda la ciudad y los paisajes andinos. Tiene unos 3.000 metros de altura sobre el nivel del mar, dividiendo prácticamente al centro con el sur de la ciudad. Para llegar hasta este imponente mirador se puede subir a pié desde los accesos por la calle García Moreno, o también si quieren subir en auto pueden hacerlo por la avenida Melchor Aymerich.

Otro de los atractivos del Panecillo es el monumento a la Virgen María que está ubicado bien en la cúspide del cerro. Este monumento fue creado en el año 1976 por el artista español Agustín de la Herrán Matorras y está hecho con siete mil piezas de aluminio, lo que se considera como el mayor monumento de aluminio del mundo.

El monumento es una réplica de la Virgen Inmaculada, que es una escultura de 30 centímetros realizada por el quiteño Bernardo de Legarda, que se encuentra en la Iglesia de San Francisco. En la parte inferior de este monumento van a poder observar el portal de la Olla, en el acceso al mirador y formando parte del sendero por donde los turistas pueden observar toda la belleza de la ciudad de Quito y sus paisajes.